ESTAN LOS QUE LUCHAN UN DÍA, Y SON BUENOS
ESTAN LOS QUE LUCHAN MUCHOS DÍAS, Y SON MUY BUENOS
Y ESTAN LOS QUE LUCHAN TODA LA VIDA, ESOS SON IMPRESCINDIBLES.

Bertolt Brecht

SEGUINOS